header main

sello coviblockContexto

El sello de calidad «Somos CoviBlock - H+» se configuró dentro del proyecto CoviBlock. CoviBlock permite la adhesión de empresas e instituciones que adquieran el compromiso de implementar determinadas buenas prácticas relacionadas con la prevención del contagio de la Covid-19 por aerosoles, de acuerdo con las instrucciones de los responsables del proyecto. Las entidades adheridas al proyecto CoviBlock pueden, además, participar en procesos de auditoría sobre el cumplimiento de las medidas propuestas, en cuyo caso se les podrá conceder el sello de calidad «Somos CoviBlock - H+», que verificará -mediante una monitorización externa permanente- que las buenas prácticas están siendo implementadas.

¿Cómo se consigue y se mantiene vigente el sello?

La implantación del sello de calidad «Somos CoviBlock - H+» pasa por tres etapas.

a) Diagnóstico. La entidad interesada solicita su adhesión al proyecto CoviBlock. Eso conlleva un estudio de diagnóstico sobre el nivel de la calidad del aire en sus instalaciones, con una propuesta de -en el supuesto de ser necesarias- medidas de corrección de problemas y de mejora.

b) Implementación. La entidad solicitante implementa en su funcionamiento diario las rutinas y protocolos que le permiten funcionar dentro de los niveles de CO2 adecuados, de acuerdo con los resultados y sugerencias realizados en el estudio de diagnóstico. A partir de ese momento, las instalaciones de la entidad solicitante son monitorizadas mediante dispositivos medidores de CO2 que nos envían sus registros. En ese momento se concede el sello de calidad «Somos CoviBlock - H+».

c) Seguimiento. Si -a lo largo de la jornada laboral- se sobrepasan los niveles de CO2 un determinado número de veces durante más de un determinado tiempo, el hecho se hará público a través de Internet cada día que suceda.

Costes

La implantación del sello de calidad «Somos CoviBlock - H+» conlleva dos tipos de costes, siempre bajo presupuesto previo:

a) Costes de diagnóstico. Su importe depende del tipo de instalación. Algunos parámetros que afectan al importe del estudio de diagnóstico son el tamaño, la distribución de espacios o la variabilidad de su uso.

b) Costes de implantación. Conlleva el pago del importe de los medidores de CO2 más una cuota fija mensual correspondiente al servicio de monitorización y, en su caso, publicación en Internet. Esa cuota también incluye la recepción de informes mensuales, propuestas de mejora cuando se observe que son factibles, revisiones periódicas, etc.